El poder de la oración ¿Estás rezando bien?

Rezar es uno de los actos más nobles y poderosos que puede hacer el hombre para comunicarse con los poderes celestiales. Aprende todo sobre, el poder de la oración ¿Estás rezando bien?

Cuando se ora no solo se elevan peticiones, sino que además se bendice y todo aquello que se consagra prospera y crece en armonía.

Dicho esto es válido que te preguntes ¿Estoy rezando bien? ¿Cuánto poder tienes mis oraciones? ¿Cuáles son las mejores oraciones para que mis súplicas sean escuchadas?.

En este artículo vamos a contestar todas tus dudas, de ahora en adelante tus palabras podrán ser escuchadas en el cielo.

Historia de las oraciones

La costumbre de rezar se remonta a siglos atrás, está reflejada en las sagradas escrituras.

Son incontables los pasajes de la Biblia hablan del poder de la oración. Veamos:

En Santiago 5:17-18 se hace referencia a Elías, un hombre que creyendo en la fuerza de la oración elevó palabras y peticiones al cielo para pedir que acabara la sequía que por tres años había secado a su pueblo.

Como respuesta recibió lluvia que además produjo frutos para sus tierras.

Una de las menciones más importantes la encontramos en Juan 14:13-14 en donde el mismo Jesús expone que cualquier cosa que sea pedida en su nombre será concedida.

El hijo de Dios también le dejó a la humanidad como regalo la que se considera la oración más poderosa de todos los tiempos: El padre nuestro.

Mientras que en Mateo 21:21-22 se expresa textualmente “… si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración”.

A lo largo de toda la Biblia se encuentran pasajes en donde se da fe  de cómo las oraciones de sabios, poderosos y humildes fueron contestadas.

En esas palabras que se hacen con esperanza se puede cambiar la historia.

¿Cómo saber si estás rezando bien?

No existe una guía exacta que puedas aprender para orar de forma correcta, pero sí hay una serie de consejos que puedes tomar en cuenta para tener la certeza de que tus súplicas son escuchadas.

La posición correcta

Cada religión tiene normas con respecto a este punto.

Mientras unos lo hacen de rodillas, otros de pie o alzando las manos, con los ojos cerrados, con los dedos entrelazados.

La posición correcta depende de la situación y el entorno.

Al momento de rezar no se trata de la postura que tenga tu cuerpo, sino de lo que guardes en lo más profundo de tu corazón.

Dios no responderá a tus ruegos basándose en la posición que adoptes, al final todo se resume a si eres sincero en tus súplicas y si de verdad lo haces con fe.

Por cuánto tiempo

La respuesta sobre por cuánto tiempo debemos orar la tiene Efesios 6:18 “Orad en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu” .

Siempre que puedas hablar con Dios no dudes en hacerlo.

Estos momentos son ideales para rezar:

En la mañana al despertar

Cuando estás en la mesa antes de alimentarte

En la noche justo antes de irte a dormir

Puedes también hacer una rutina para, cada día a la misma hora, leer un pasaje de la Biblia

Lo importante es que todos los días sientas que te comunicas con Dios.

Incluso hay quienes usan la meditación como una manera de conversar con el todopoderoso y eso también es válido.

Tú debes encontrar cómo con la oración te sientes cómodo y aplicarlo.

Qué decir

Hay tantas oraciones como pasajes de la Biblia, pero la más cercana a la forma correcta  según los estudiosos religiosos- es el padre nuestro.

Pero no es una camisa de fuerzas, basándonos en la oración que Dios nos dejo para llegar a él con la palabra.

Podemos sostener que un ruego que provenga de tu corazón debe tener estos aspectos fundamentales:

Adoración y confianza a Dios

Confesión

Peticiones

Sumisión

Existen muchas maneras de rezar, podemos hacerlo de manera individual, como familia o como iglesia.

Los creyentes deben recordar que, según la historia del cristianismo Dios sabe lo que necesitamos incluso antes de pedirlo.

Basados en esta afirmación, entonces antes de orar debemos escoger muy bien las palabras que usaremos.

Es posible que aunque tu corazón quiera llevar a tu boca las palabras correctas no logres encontrarlas.

Esto no debe ser motivo de preocupación, para empezar puedes hacerlo de forma bíblica ¿Cómo?.

Lee textualmente algunos pasajes de las santas escrituras, incluso puedes escogerlos al azar.

Consejos para rezar y que seas escuchado

Rezar es un acto de humildad, tienes que hacerlo desde lo más profundo de tu corazón.

Sigue esto consejos la próxima vez que lo hagas:

Procura rezar en un lugar tranquilo donde nadie te interrumpa y te sientas cómodo

Trata que tu rezo no sea rígido, el secreto está en convertir ese momento en tu encuentro con Dios.

Que sea una conversación, si te concentras hasta podrás escucharlo

¿Alguna vez has escuchado decir: “ora como si todo dependiera de ello”?.

Toma esto muy en serio porque solo con absoluta fe serás escuchado

Cada vez que termines tu oración da una sentencia afirmativa para que se cumpla. Prueba con: “amén”, “en el nombre de Dios” o “que así sea”.

¿Es posible tener respuesta a las oraciones?

Sí, a lo largo de la historia ha quedado demostrado que el cielo puede escucharnos y nos responde.

Solo debemos estar atentos a las señales que nos envía, puede ser que coloquen en el camino a personas que dejan una huella a nuestro paso, nos quita algo que creemos por un momento que es un castigo pero luego comprendemos con el tiempo que era necesario hacer ese cambio.

¿Puedo aprender a orar?

Luego de todo lo que te hemos explicado la respuesta es obvia. Sí, es posible.

Solo debes encontrar en ti la forma con la que te sientas en armonía con el universo, contigo mismo y con las palabras que usarás para tener una conversación divina.

Recuerda que te escuchan y también recibes respuestas, solo debes estar atento a las señales.

Antes de terminar toma en cuenta las palabras de Tesalonicenses 5:17 “Oren sin cesar”

Almas de Luz

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *