Radiestesia

La Radiestesia es la capacidad de las personas o animales de percibir radiaciones, normalmente con la ayuda de instrumentos amplificadores como el péndulo o las varillas. El nombre de radiestesia está formado por la palabra latina “radius” que significa radiación y por el vocablo griego “aisthesis”, en su acepción de sensibilidad.

Se refiere a una herramienta de metal que estimula la conciencia de los sentidos, ha ayudado al descubrimiento de aguas subterráneas desde épocas muy antiguas.

Instrumentos Radiestésicos

Son las herramientas que estimulan los sentidos y permiten amplificar las radiaciones externas.

Varillas elásticas o horquillas

Comúnmente es una varita en forma de “Y” puede estar hecha de ramas de avellano o cerezo por ser elásticas y resistentes, incluso de plástico.

Se mantienen en tensión con ambas manos, de modo que su flexibilidad proporciona un equilibrio inestable que reacciona ante los estímulos externos. Desde una posición neutral, se modifica el equilibrio para apuntar hacia arriba o hacia abajo en la dirección del mineral u objeto que se busca.

Péndulo

El buen funcionamiento del péndulo requiere que sea una pesa simétrica.

Su funcionamiento solo requiere sostener la cuerda entre los dedos índice y pulgar para poder partir desde una posición neutral, puede ser en descanso u oscilante.

La respuesta puede ser un giro (en sentido de las agujas del reloj o del lado contrario) y un cambio en el eje de oscilación.

De todos los instrumentos de radiestesia es el más flexible, además es el más utilizado.

Varillas en ángulo    

Son dos varillas iguales de metal en forma de “L” El brazo más corto es de 10 cm aproximadamente y el brazo más largo de unos 30 cm aproximadamente es el que proporciona la respuesta.

Se sujetan con la mano por el asa, de manera paralela entre sí, son útiles para dar dos tipos de respuestas:

Abiertas, sus puntas se separan

Cerradas, sus puntas convergen y forman una “X”

Normalmente cuando están abiertas significa que la energía fluye correctamente.

El poder del péndulo tiene aplicaciones en todos los campos de la vida. El desarrollo de nuestro sexto sentido y uso de la radiestesia es sumamente útil para cualquier decisión que podamos tomar.

Nuestro cuerpo capta entre otras vibraciones los diferentes colores de la energía luminosa; Así como diferentes tipos de la energía sonora, cada uno de los cuales vibra a una frecuencia determinada.

El uso de la intuición humana por medio de la radiestesia nos permite desarrollar cualidades con las que contamos para la toma de cualquier decisión.

Hoy en día muchos médicos emplean el péndulo para diagnosticar las enfermedades y sus causas, determinar las terapias y medicamentos adecuados, tiempo de duración de los tratamientos, así como la frecuencia y dosificación con las que debe suministrarse un medicamento.

La radiestesia la puede aprender cualquier persona, no es preciso tener ningún tipo de sensibilidad especial, basta con ser coherente, mantenerte concentrado en lo que quieres obtener, recuerda que a través de esta técnica es posible diagnosticar enfermedades, obtener medidas exactas, encontrar agua, encontrar personas, adivinar números y combinaciones incluso encontrar objetos perdidos.

Almas de Luz